“Para combatir la desnutrición, la madre debe sentirse amada. Cuando la madre se quiere a sí mismo, quiere a su hijo y va a poder confiar en su capacidad de cambiar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *