“El autismo de mi hijo me enseñó otra forma de mirar la vida”