No tengo nada, ni un céntimo, excepto mi rosario y la compañía de…