“Cada vez se enseña menos contenidos, los contenidos/conocimientos han perdido valor. Ahora, los padres buscan más que sus hijos tengan inglés y buenos amigos y un ambiente seguro, antes que su sabiduría.”